martes, 12 de julio de 2011

PEDRO VILCAPAZA ALARCON


Pedro Vilcapaza Alarcón, conocido como el "Puma Indomable" nació en Moro Orcco (Azángaro), en junio de 1741 siendo sus padres Cleto Vilcapaza y Juana Alarcón, descendiente de la nobleza inka. Realizó estudios en el Real Colegio de San Bernardo del Cusco, para luego dedicarse al comercio, alcanzando la prosperidad principalmente con el traslado de la plata entre Potosí y el Cusco, ruta que le permitió trabar amistad con José Gabriel Condorcanqui.En su permanente recorrido por dichas regiones presenció la injusticia que cometían los encomenderos europeos, en contra de sus hermanos de raza, tomando conciencia de todas esa agresiones contra su pueblo, Vilcapaza comienza a aderezar en su mente el ideal de la insurrección, iniciándola junto a su fiel compañera y esposa Manuela Copacondori;cuando Túpac Amaru se rebela en noviembre de 1780 contra los realistas, Vilca Apaza se convierte en su lugar teniente en las zonas de Azángaro y Carabaya, actuando en colaboración con Diego Cristóbal. Vilcapaza tuvo 2 legendarios caballos llamados Yana Rumi y el Pasto Runtu, que el primero era de color negro chillo y que el segundo era color del huevo del pato, ambos eran briosos y veloces, estaban muy amardinados los dos en las que muchas veces Vilcapaza viajaba a la ciudad del Cusco en ten solo dos días y una noche, cambiando de caballo cuando notaba que el otro estaba cansado y que en el trayecto que el uno le seguía al otro a manera de cría. Después de la victoria de Túpac Amaru en Sangarara, Vilcapaza se dirige a Azángaro, organizando un Ejército Campesino de 10 mil combatientes, esta milicia campesina se ubicaría en los diferentes cerros, pampas y otras estancias de la Provincia de Azángaro; Aswan-Kharis ("los más hombres"), es así que se da las Batallas de Condorcuyo, Puquina Qanqari, el asedio de Puno, la toma de Capachica y otros pueblos, el incendio de Huancané, asi como la Batalla en Quinsa Sullca, alturas del distrito de Muñani, y allí fue vencido, fue entregado y traicionado por su sobrino Julián Vilcapaza. Vilcapaza trató de huir pero al resbalar, cayó su sombrero y dentro del sombrero estaba la carta delatora en la que el cura de Azángaro le comunicaba ciertos acontecimientos por parte de los realistas, ello confirmó su identidad, fue tomado preso, llevado a la ciudad de Azángaro donde le hicieron llegar a la casa del Cacique Mango, luego Vilcapaza fue interrogado y torturado en la Iglesia de Azángaro, sus captores le ofrecieron "perdón" es decir indulto si mencionaba donde "mandó ocultar los tesoros que durante la guerra había logrado incautar", pero Pedro Vilcapaza ironico y sonriente contestó "Vuestra cobardia me da asco. Sé que si no declaro me van a matar, pero si declaro tambien voy a correr la misma suerte. No hablaré. Miserables y Cobardes ¡Mátenme de una vez!, no quiero ser vasallo de tiranos y solo quiero la libertad o la muerte". Al cerciorarse de lo inútil de sus interrogatorios y torturas, es condenado a la pena de descuartizamiento, esto por el Mariscal José del Valle, asi mismo son sentenciados el Apu Inca Julian Apaza (Tupac Catari) y es así que el 8 abril de 1782 se efectuar su ejecución en la Plaza de Azángaro, hoy Plaza San Bernardo, aquel día en el "tabladillo oficial" estaban el Mariscal del Valle, el Gral. Del Piélago, los caciques "leales" y funcionarios civiles y eclesiásticos para presenciar el suplicio: En una parte de la plaza se ha enterrado vivos a 60 hombres de las huestes de Vilcapaza, hasta el cuello, para que sobre sus cabezas pasara la caballería hispana tantas veces hasta destrozar cerebros. Así se acercó la hora del caudillo, este fue sacado de la iglesia totalmente masacrado, con grilletes en los pies y encadenado pero no rendido, fue llevado a la Plaza de Armas hoy Plaza San Bernardo, allí con su mirada penetrante, por última vez, ve a su pueblo humillado por los invasores, primeramente fue amarrado a las cinchas de cuatro caballos que al ser aguijoneados corrieron en un mismo momento en direcciones distintas como para arrancarles los miembros, pero los músculos Hercúleos del héroe no cederían, por lo que tuvieron que doblar el número de caballos; pero así tampoco pudieron ser arrancados, mas aun nuestro héroe se irguió como un titan herido, viendo estas escenas tuvieron que utilizar el cechillo con el fin de degollarlo vivo, cortándole las extremidades superiores, inferiores. Durante su martirio, Vilcapaza no cesaba de gritar: «LLACTA MASIYCUNA CHACAY INTI RAICU, NOCCA JINA WAÑUYTA YACHA CAYCHIS», que traducido al castellano dice: «AZANGARINOS POR ESTE SOL QUE ALUMBRA, APRENDE A MORIR COMO YO». Los miembros de Vilcapaza fueron mandados a distintos poblados una pierna fue izada en Macaya camino a Sandía, la otra en Kayrawiri camino a Lampa, un brazo en Qanqari camino a Puno y el otro en Vilquicunca camino a Asillo y el cuerpo arrojado a la hoguera convertido en ceniza y arrojado al viento, todo ello para que sean exhibidos y sirvieran de escarmiento para los revoltosos venideros. La cabeza de Vilcapaza dicen que fue puesta en una pica frente a la Iglesia, de donde desapareció misteriosamente y dicen que fue robada por los moradores de Mororco quienes, lo llevaron a su caserío de Raya Pata donde fue velado por tres días y tres noches y que después fue enterrado cerca a la laguna Putislaka, como fiel guardián del tesoro que había escondido y que es uno de los motivos en que no puedan encontrar dicho tesoro.

"AZANGARINOS POR ESTE SOL QUE ALUMBRA, APRENDE A MORIR COMO YO".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada